domingo, 19 de julio de 2015

Cullera - Desde el Raco a la Bola

Bahía de Cullera
Fecha: 5/7/15
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Cullera, La Ribera Baixa, Valencia
Hora de inicio: 7 h 32 min
Duración: 2 h 6 min
Distancia: 5.23 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: -16 m
Altura máxima: 234 m
Indice IBP: 36
Calificación (1-10): 8
Recorrido:  Edificio Aguamarina, Raco de Cullera – Cruce con PR-CV336 – Radar Meteorológico o la Bola – Senda Urbanización Cullera Park – Edificio Aguamarina, Raco de Cullera.


Como llegar:
Saldremos de Algemesi por la CV-515, carretera hacia Albalat por delante del polideportivo de Algemesi. Llegaremos a Albalat, población que atravesaremos y continuaremos por la CV-515 hacia la población de Sueca, antes de llegar a la población de Sueca veremos señales que nos indican dirección Cullera y Gandia, nos incorporaremos a la A-38, al momento llegaremos a la entrada a Cullera que haremos por delante de la estación de ferrocarril. Frente a la misma estación hay una rotonda en donde debemos desviarnos a nuestra izquierda, para al momento llegar a las puertas del cementerio de Cullera y continuamos por nuestra izquierda hasta llegar al camino del Primer Collao en donde continuaremos por nuestra derecha. Llegamos al cruce con la carretera CV-503 que viene por nuestra izquierda desde els Marenys y por nuestra derecha se dirige hacia el Faro de Cullera, continuamos por nuestra derecha. Pasaremos por delante del mismo faro y cruzamos la población del Faro y pasamos por delante del Hotel Sicania, vamos por la Avda Joanot Martorell y mas tarde una rotonda frente a un supermercado Consum en la primera calle calle a nuestra izquierda, calle de Francisco Quevedo encontramos el edificio Aguamarina, que será el punto de inicio de nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Cullera.
Salimos desde el edificio Aguamarina en la calle Francisco Quevedo hasta llegar al cruce con la Avda. Joanot Martorell o carretera de Cullera al Faro, en donde continuamos por nuestra derecha caminando por la acera entre los diversos edificios existentes en esta zona denominada el Racó. Llegamos a una rotonda situada frente a un supermercado Consum que veremos a nuestra izquierda cruzamos la carretera en este punto y por el lado derecho del Consum ascendemos por la calle Peñal d'Ifach hasta llegar al cruce con la calle Serra Gelada continuamos por nuestra derecha y en unos cien metros termina la urbanización en una rotonda. Una vez en esta rotonda veremos a nuestra izquierda una canalización de agua que asciende recta hacia arriba y otra mas pequeña que va por nuestra derecha a menos altura nosotros vamos ascendiendo junto a la canalización que va directa hacia arriba, aunque siguiendo la otra canalización podríamos llegar al mismo punto.
Tuberias a seguir
Siguiendo la canalización llegamos al final de un muro de piedras que quizás fuese el final de donde se intento urbanizar. Seguimos caminando por encima del muro siguiendo su trazado y llegaremos a un camino de tierra y por nuestra izquierda veremos una senda señalizada con un poste direccional perteneciente al PR-CV 336.
Continuamos por nuestra izquierda siguiendo la indicación del poste y las señales blancas y amarilla que iremos viendo durante el recorrido. Debemos seguir las indicaciones PR que, sin pérdida, nos guiarán a lo largo de toda la senda.
Comienza el recorrido por la loma de la montaña de Cullera, con dirección a la Bola. Es la única elevación del termino de Cullera, la Montaña de los Zorros (Muntanya de les Raboses), con una altura máxima de 233 metros sobre el nivel del mar, siendo la última estribación del Sistema Ibérico antes de llegar al mar. El nombre de la montaña se debe a que en una época la habitaban muchos conejos, haciendo que también se encontrase la rabosa o zorros en el mismo hábitat; aunque en la actualidad rara vez suele verse algún ejemplar, excepto en contadas ocasiones. De esta montaña cabe destacar que por su situación geográfica, desde la cual se controlan todos los alrededores, siempre estuvo habitada y utilizada como atalaya, hecho constatado por el castillo musulmán reformado más tarde por los cristianos, que a principios del siglo XX se vuelve a reformar para albergar un santuario. Mucho más reciente es el fuerte en la parte más elevada de la montaña, que data de la época de las guerras Carlistas. Las panorámicas son excepcionales: el mar, la bahía y las playas por nuestra izquierda, y la marjal, las huertas y pinadas, por nuestra derecha. 
Bonita vista
Durante el recorrido por la loma de esta montaña podremos disfrutar por nuestra derecha de las magníficas vistas del golfo de Valencia, la Bassa de Sant Llorenç, que es un gran estanque rodeado de cañas y con la fauna autóctona del Parque Natural de la Albufera. La ermita de San Llorens a nuestros pies, también denominada “de la Font Santa” (s. XIV). Destaca su pozo adosado en el muro exterior. Los muros de mampostería albergan un retablo de madera que guarda la figura del santo y, adosado a la ermita, se encuentra la casa del ermitaño. un poco más allá la albufera y la ciudad de Valencia. 
Seguimos nuestro recorrido siempre caminando por la cresta de la Muntanya de les Raboses y siguiendo las señales blancas y amarillas pertenecientes al PR-CV 336.
Al llegar al final de la Urbanización Cullera Park, que veremos abajo a nuestra izquierda encontraremos una senda señalizada con un pequeño mojón de piedras y una flecha azul a nuestra izquierda, ahora pasaremos de largo continuando por la cresta de la montaña pero a nuestro regreso este será el punto en donde debemos desviarnos.
Así pues seguimos por la cresta con dirección a la Bola, o radar meteorológico. Pronto llegamos a la Bola, un grupo de antenas y el mismo radar nos dan la bienvenida y nos detenemos para recuperar fuerzas con un buen almuerzo.
La Bola
Desde este mirador, descubriremos uno de los escenarios más privilegiados; la vista es realmente espléndida. Aquí es posible contemplar, desde varios ángulos, una panorámica de toda la comarca de la Ribera Baixa y de las montañas vecinas: la sierra de Corbera, el Montdúver, y el Montgó. Se divisa tanto el panorama de la costa norte de Cullera, como las tierras de cultivo Sueca y Favara. No en vano, se ha denominado este mirador como el Balcón del Júcar.
Después de este descanso y recuperación de fuerza comenzamos nuestro camino de regreso por la misma senda por la que hemos llegado hasta la Bola, hasta llegar de nuevo a ese cruce con la senda señalizada con el pequeño mojón de piedras y la flecha azul, que ahora encontraremos a nuestra derecha. Comenzamos a descender por esta senda que no tiene ninguna dificultad para seguirla y que pasa junto a los últimos chalets de la Urbanización Cullera Park. Esta senda nos lleva hasta el cruce con Avda. Jonat Martorell o carretera de Cullera al Faro, en donde seguimos por nuestra izquierda cruzando la carretera hasta llegar al cruce con la calle Francisco Quevedo, en donde a nuestra derecha encontraremos el edificio Aguamarina, punto final de nuestra ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.culleraturismo.com
Hasta pronto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada