viernes, 24 de abril de 2015

Ibi - Barranc dels Molins - Massos de Tetuan y Foiaderetes

Fecha: 19/4/15
Molí de la Tia Roseta
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Ibi, l'Alacantí, Alicante
Hora de inicio: 7 h 10 min
Duración: 3 h 18 min
Distancia: 9.58 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 774 m
Altura máxima: 1232 m
Indice IBP: 57
Calificación (1-10): 8
RecorridoIbi – Barranc de les Raboses – Barranc dels Molins – Molí de Llapisera – Zona de escalada Penya Almarra – Molí de la Tía Roseta – Alcavó Nou y Font de Santa Maria – Racó de l'Almarra – Mas de Tetuan – Mas de Foiaderetes – Ibi.


Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde allí con dirección a Alberique conectaremos con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Tomaremos el desvío en la salida de Cerdá, por la CV-40, Carretera de Xativa-Alcoy, pasaremos por el túnel de la Olleria, y dejaremos a nuestra derecha la población de Aielo de Malferit. Seguiremos por la A-7 hasta dejar atrás Muro de Alcoi, y llegaremos a Cocentaina y un poco mas tarde a Alcoy, sin abandonar la la A-7, dejaremos atrás la población de Alcoy, siguiendo dirección Alicante por la A-7. Pronto encontramos la salida nº 459, por la CV-806, con dirección a Ibi. Entraremos en la población de Ibi por la Avda. V Centenario y continuando recto entraremos en la calle les Eres, pasaremos junto a la Jefatura de la Policía Local y poco después veremos a nuestra izquierda el ayuntamiento, frente al cual a nuestra derecha continuaremos por la Avda Joaquín Vilanova, que luego se convierte en la CV-801. La ruta tiene su punto de partida en el primer cruce que encontraremos a la salida dela misma población de Ibi, junto a una gran nave situada a nuestra derecha, con el nombre de las iniciales CLR. La marca de PR, (raya horizontal blanca paralela a otra amarilla), se puede ver en una señal de tráfico justo al lado de dicha nave.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Ibi.
En esta ocasión se trata de una ruta muy sencilla que parte desde la misma población de Ibi y se adentra por el Barranc dels Molíns a la zona Occidental del Parc Natural del Carrascar de la Font Roja.
Es un paraje muy visitado, por lo que hay muchos senderos y caminos con una infinidad de combinaciones para recorrerlos. Además la mayoría de ellos forman parte de varias rutas PR-CV.
El Barranc dels Molíns fue de gran importancia en el desarrollo de Ibi, ya que desde siempre ha vertido un cierto caudal de agua que fue aprovechado para el funcionamiento de molinos de harina a partir del siglo XV, de ahí su nombre actual, ya que anteriormente se llamaba Barranc de Santa María.
De los ocho que llegaron a existir en el siglo XVI, época de máximo esplendor, tan solo quedan cuatro perfectamente identificables, aunque en distinto estado de conservación: elMolí de Paper, el Molí de Llapissera, el Molí de la Tía Roseta y el Molí de la Penya. En cambio el Molí de Pascual, el Molí del Vicari, el Molí de la Balsa y el Molí Chiquet se encuentran tan deteriorados que hay que saber su ubicación para reconocerlos.
Comenzaremos a caminar por la carretera CV-801 que abandona la población, hasta cruzar por un puente sobre el Barranc de les Raboses, momento en el que se deja la carretera por la derecha siguiendo un sendero bien definido y señalizado hacia la Font Roja. Más adelante el sendero enlaza con una serie de caminos de tierra que acceden a varias viviendas.
Se cruza sobre un camino asfaltado y se llega a un punto en el que aparece otro sendero bien definido, y señalizado con pintura blanca y amarilla y que primero se dirige hacia la base de la sierra, pero pronto va girando hacia la izquierda. Comprobaremos que este sendero enlaza, en la entrada del Barranc dels Molíns, con la misma carretera que se ha abandonado hace un momento.
Ahora hay que adentrarse por el Barranc dels Molíns por un camino de tierra que recorre su cauce durante un tramo y es por el que se accede a unas viviendas, además de pasar junto al Molí de Llapissera o Molí Nou.
Al llegar frente a él, si se mira hacia atrás, se distingue mejor la acequia por la que discurre el caudal de agua que en otros tiempos movió los molinos instalados en este barranco.
El Molí de Llapissera se encuentra totalmente restaurado y habilitado como vivienda rural, aunque sus propietarios, en el proceso de restauración, han dejado como objeto decorativo parte del mecanismo del antiguo molino, como son parte de los engranajes de transmisión, la muela de piedra con su habitáculo de madera, la grúa junto a esta para su mantenimiento y algunas herramientas de la época.
El camino de tierra continúa, pero hacia otras viviendas privadas, por lo que la ruta prosigue por un sendero que empieza justo tras el grupo de estancias que forman el Molí de Llapissera. Se trata de un sendero perfectamente delimitado, ya que por él también discurre el PR-CV 127, por lo que por el momento, sus marcas blancas y amarillas nos sirven para guiarnos en esta ruta.
A nuestra derecha queda la zona de escalada de la Penya Almarra. Por este tramo del Barranc dels Molíns la vegetación es espectacular. Más adelante se llega al Molí de la Tía Roseta, aunque también se le conoce como Molí del Tendre o del Curt. Este antiguo molino también se encuentra en perfectas condiciones y rehabilitado como vivienda rural. Sin embargo en esta ocasión se desmontó el sistema de molido, dejando la muela de piedra adosada como decoración a la pared exterior.
Lo que si se ha dejado a la vista es el canal de salida que cruza por debajo del edificio. Aunque frente al molino hay un puente, tras la visita se continúa por el sendero que sigue por la misma ladera. Más adelante se puede continuar por esta ladera, pero la ruta oficial cruza por un puente al otro lado del barranco.
Finalmente se llega frente al Molí de la Penya, en estado totalmente ruinoso, ya que tan solo quedan en pie, parte de las paredes exteriores del edificio. A pesar de ello se trata del molino más llamativo, ya que el agua se controlaba mediante una rampa subterránea. Se sigue adelante cruzando nuevamente el barranco por un puente y pasando junto a la acequia del agua, excavada directamente sobre la roca.
A los pocos metros se llega al Alcavó Nou, pequeña edificación en cuyo interior aflora y se recoge el agua del nacimiento de la Font de Santa María (de ahí el primitivo nombre del barranco), que se canaliza y sale al otro lado del sendero para iniciar su recorrido de descenso por el Barranc dels Molíns.
La ruta continúa ascendiendo ligeramente por un camino de tierra, pasando junto a un paraje llamado Racó de l’Almarra, donde existe un pequeño nacimiento de agua, una zona de descanso y un pequeño refugio. Se prosigue por el camino de tierra hasta que se llega a un cruce, en el que se sigue por un sendero marcado con las franjas blancas y amarillas del PR-CV127. El sendero pasa junto a la valla de unas viviendas y vuelve a enlazar con un camino de tierra. Se sobrepasan varios cruces de caminos hasta que se llega a un punto en el que aparece el principio de otro sendero a la izquierda.
No hay problema para localizarlo ya que está marcado, porque en este punto se deja el PR-CV 127 y se prosigue por el PR-CV 127.1 con dirección al Pou del Barber. El sendero se interna en un magnífico pinar, que en algún momento enlaza con una pista forestal, para nuevamente seguir por otra senda que llega a un cruce, en el que la PRV-127.1 cierra un círculo que pasa por el Pou del Barber. Nosotros en este cruce continuaremos por nuestra derecha. Al llegar a lo alto del Pilar de Ximo se deja la PR-CV 127.1 a la izquierda y se sigue el cordal ascendiendo hacia la derecha, donde también se ven algunas marcas blancas y amarillas de la PR-CV 160, que en este tramo además coincide con el GR-7. Si giramos la vista hacia atrás sobre el extenso pinar que cubre estas laderas, destaca a la derecha el Alt de Biscoi. Se llega al punto más elevado de esta parte y al frente se abre un amplio collado, tras el cual aparece la Serra del Menetjador.
Durante el descenso, la senda se divide en dos y aunque ambas vuelven a juntarse más adelante, la mejor opción es la de la izquierda. Al poco de enlazar con una pista forestal, aparece a la derecha una senda que empieza a subir por la ladera, cubierta de bancales escalonados. La senda llega junto al Mas de Tetuan, donde en una pequeña explanada han colocado una caseta-buzón donde dejar constancia de nuestro paso por este lugar.
Se llega frente a este gran caserío, en estado bastante ruinoso aunque aún conserva gran parte de la techumbre.
Constituye un claro ejemplo de antigua explotación agrícola auto suficiente, ya que en ella se encuentran, tanto las evidentes estancias de vivienda, como los corrales para el ganado y los animales de tiro, necesarios para trabajar las tierras circundantes; una bodega con su correspondiente prensa, lugares donde almacenar las cosechas e incluso una pequeña capilla. Frente al Mas de Tetuan se encuentra un enorme Teix o Tejo, catalogado como árbol monumental por su tamaño y por sus más de 350 años de edad. Frente al mas nos encontramos con un cruce de caminos en donde continuaremos por nuestra derecha, descendiendo por una pista ancha. Un poco antes de llegar al Mas o Casa de Foiaderetes pasaremos junto a una cadena que corta el acceso a vehículos motorizados, para intentar proteger este impresionante enclave del Pac Natural Carrascar de la Font Roja y Serra del Menetjador.
El Mas o Casa de Foiaderetes es otro gran caserío rodeado de antiguos campos de cultivo como el Mas de Tetuan, con múltiples estancias aunque en esta ocasión en peor estado, ya que la techumbre se ha derrumbado y tan solo quedan las paredes y algunas vigas del interior de la vivienda. Nosotros nos detenemos en este lugar para dar cuenta de nuestros respectivos almuerzos.
Después de este descanso continuamos la ruta descendiendo por una senda que pasa junto al mas. El camino de tierra va degradándose hasta sobrepasar los últimos bancales y convertirse en un sendero. El sendero va descendiendo lentamente y sin ninguna dificultad, discurriendo por una zona cubierta por pinos, en ocasiones más compactos y otras algo más dispersos. Finalmente la pinada se abre completamente y permite ver todo el paisaje con la población de Ibi al fondo. Se pasa junto a un gran hito piramidal construido con piedras y pintado de blanco. Ahora tan solo queda descender un tramo de esta ladera rocosa.
Una vez abajo se sigue por un camino de tierra que llega al cruce por el que se ha pasado al principio de la jornada y de ahí, por el mismo trazado, llegaremosal punto de partida.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a geoelx.blogspot.com.es
Hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada