lunes, 21 de abril de 2014

Pla de Corrals - Cim del Buixcarró

Fecha: 21/4/14
Tipo de ruta: Lineal, ida y vuelta
Lugar de inicio: Pla de Corrals, Simat de la Valldigna, La Safor, Valencia
Hora de inicio: 7 h 00 min
Duración: 3 h 43 min
Distancia: 9.71 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 170 m
Altura máxima: 570 m
Indice IBP: 74
Calificación (1-10): 8
Recorrido: Área recreativa de Pla de Corrals – Barranc del Salt – Cantera de marmol – Estret de Vinyavella – Collat de l'Estret de Vinyavella – Pla de Panxa – Barranc del Buixcarró – Buixcarro derecha – Buixcarró izquierda – Barranc del Buixcarró – Pla de Panxa – Collat de l'Estret de Vinyavella – Estret de Vinyavella – Cantera de marmol – Barranc del Salt – Área recreativa de Pla de Corrals.


Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42, para dirigirnos hacia Alzira, rodearemos esta ciudad siguiendo por la CV-50 con dirección a Tavernes de la Valldigna, cruzaremos el río Jucar y sin abandonar la CV-50 continuaremos con dirección a la Barraca de d'Aigues Vives, después de cruzar esta pequeña población llegaremos a una rotonda en donde nos debemos desviara nuestra derecha, por la CV-600 con dirección a la población de Simat de la Valldigna, abandonando la CV-50, justo antes de entrar en esta última población veremos otra rotonda con indicaciones hacia la población de Barx por nuestra derecha. Nosotros continuamos recto entrando en la población de Simat de la Valldigna, para nada mas hacerlo desviarnos por nuestra derecha continuando por la CV-600 carretera con dirección a Barxeta. Comenzamos a ascender por el pequeño puerto de Barxeta y cuando comenzamos a descender encontraremos unos metros mas adelante del punto kilómetrico 13, un cruce a nuestra izquierda con dirección a Pla de Corrals, continuaremos por este desvío por la CV-6010 con dirección a Pla de Corrals. Entramos en la población y nada mas hacerlo encontramos un amplia área recreativa a nuestra derecha con zona de aparcamiento, en donde aparcaremos nuestro coche para dar comienzo a nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
El escenario elegido para realizar nuestra ruta de hoy es la Serra del Buixcarró, un conjunto montañoso de origen cárstico a caballo entre la Serra Grossa y la del Montdúver. Entre la Vall d'Albaida, la Costera y la Safor. Una sierra cincelada por profundos barrancos y donde la roca calcárea se ve horadada por profundas simas y dolinas. Una sierra que esconde en sus depresiones húmedos y fértiles valles. En uno de estos valles se encuentra, Pla de Corrals, una pedanía a mitad de camino entre Simat de la Valldigna, población a la que pertenece, y Barxeta. En Pla de Corrals, las sierra se cierra encajonado este húmedo valle, salpicado de pequeñas fincas y chalets de veraneo. Desde el Pla de Corrals subiremos al Buixcarró, que no siendo la cima más alta de la sierra, pues este título lo ostenta l'Alt de L'Aldaia, tiene sobrados alicientes para resultar una ruta muy interesante.
Desde la zona de aparcamiento parten numerosas rutas por la zona, ideales para realizarlas tanto en bicicleta de montaña, como caminando como es nuestro caso.
Comenzamos a caminar por la misma carretera por la que hemos llegado y una vez recorrido 50 metros encontramos un cruce, continuamos por nuestra derecha un camino cementado que se dirige como indica una señal hacia la Bastida, entre casetas y campos de naranjos, y también hacia la Serra del Buixcarró, cuya vertiente de umbría destaca ante nosotros. El perfil de su cresta hace que nuestros ojos se fijen en ella irremediablemente.
Pla de Corrals
Pasaremos por una primera bifurcación en donde las señales nos indican que por nuestra derecha nos dirigiremos a La Bastida y por nuestra izquierda, que es por donde continuaremos, seguimos por el camino a Pinet. La pista cementada a tramos nos sube poco a poco y enseguida cruzaremos el Barranc del Salt. Poco después llegamos a la cantera del Buixcarró, activa desde el tiempo de los romanos y descrita por Cavanilles en sus Observaciones en el S.XVIII. En el Diccionario de Madoz podemos leer sobre el Buixcarró: Es famoso no solo por su elevación, sino mas principalmente por la abundancia, variedad y hermosura de sus mármoles. Desde lejos presentan dichas canteras el aspecto de un gran carst. Arruinado, por la combinación de sus vivos colores y cortes que resaltan sobre lo pardo del monte y matas que allí crecen. Pasa por las faldas un barranco, cuyo fondo está lleno de escombros que dejan los canteros y bajan con las Aguas: allí se ven confusos los colores amarillo, blanco, rojo, pardo y rosa. Los bancos marmóreos están casi horizontales, y empiezan a beneficiarse a la altura de 40 a 60 pies del barranco : son tan grandes y sólidos que dan piezas para columnas de 30 pies sin la menor imperfección , soliendo algunas veces variar en lo vivo del colorido. Los bancos inferiores suelen ser de color pardo o aplomado. Los de color de carne, o bien de un rosado tierno, tienen 12 y mas pies de grueso, sonde un grano fino y compacto, y admiten perfectamente el pulimento. Estos se llaman por antonomasia mármol de Biuxcarró, y se prefieren para adornar los templos y las casas. Apenas se verá en Valencia ni en todo el reino obra alguna de mármoles donde no brille éste entre otros preciosos. Los romanos sacaron también varias piezas de ellas, en las que aun se ven rastros de los cortes que hicieron , aserrando las extremidades de los trozos que necesitaban sin hacer los roces que hoy se practican. Grandes bloques de su afamado mármol rosado se depositan allí a la espera de su transporte.
Cantera de marmol
Pasamos por delante de la puerta de entrada a la cantera y a partir de aquí la pista pasa a ser ahora de tierra, y continúa su ascenso. En una cerrada curva tenemos la Microreserva de Flora de la Umbría del Buixcarró.
La densa vegetación de pinar y coscoja oculta algún tesoro de flora endémica como els conillets blancs. Seguimos subiendo y obtenemos buenas vistas de la pedrera o cantera del Buixcarró y del valle. Ahora iremos caminando durante un tramos de muestro recorrido paralelos al Barranc de la Pedrera que llevamos a nuestra izquierda y las paredes del Canalís y de l'Alt de L'Hedra. Estaremos atentos al llegar a un rellano para dejar la pista que continúa hacia Pinet y tomar una senda por la derecha, estamos en el Estret de la Vinyavella. Es la senda que nos llevará hasta el Buixcarró por la ladera de solana, ladera que alcanzaremos al llegar al collado del Estret de la Vinyavella. Aquí nos encontramos con el cruce de un SL con sus correspondientes señales blancas y verdes, y en donde debemos continuar por nuestra derecha. Desde allí obtenemos preciosas vistas de la Costera y sus sierras, la Serra Grossa, la Serra de Requena que da continuidad a aquella con la del Buixcarró, la ciudad de Xátiva, la Serra Vernissa, etc. A nuestra derecha tenemos nuestro objetivo, la cresta del Buixcarró con dos cimas diferenciadas. La senda baja primero hasta el Bancal de Panxa, donde llanea un poco, y en donde cruzaremos el Barranc del Buixcarró. Es un bonito rincón donde la primavera se manifiesta en todo su esplendor. Tras este tramo la senda se empina de nuevo por la ladera hasta alcanzar el collado situado entre las dos cimas. Una vez allí, el esfuerzo se ve recompensado con las increíbles vistas hacia el norte donde las paredes de la sierra caen a plomo hacia el valle. Tenemos dos opciones, la derecha o la izquierda. Nos dirigimos primero a la de nuestra derecha. Tendremos que trepar por las rocas aunque hay buenos agarres y no ofrece mucha dificultad.
Buixcarró
La cima es un gran mirador sobre el valle y el resto de la sierra. Hacia el este, llegamos a ver las antenas del Montdúver, más próximo, el Alt de L'Hedra, a lo lejos la Serra Falconera y a duras penas, el mar. Hacia el sur se extiende otra parte de la sierra dando paso a la Vall d'Albaida y como telón de fondo, la Serra del Benicadell y la Mariola. Comenzamos a desandar el sendero seguido en la ascensión hasta llegar al collado y comenzar por nuestra derecha la ascensión a la otra cima. La subida es más tendida aunque también hay que trepar en alguna ocasión. Continuamos aprovechando algún rastro de senda y buscando los pasos más accesibles junto al filo de la cresta, aunque tampoco ofrece excesiva dificultad. Desde este punto volveremos a disfrutar de magnificas vistas, como lo habíamos hecho anteriormente.
Ahora solo nos queda comenzar a descender hasta el collado y comenzar a desandar todo el camino hecho para llegar hasta aquí. Durante el regreso podremos disfrutar del paisaje desde puntos de vista diferentes a los de la ascensión. Una vez llegados a la zona de aparcamiento del área recreativa, daremos por finalizada nuestra ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a pacosubeybaja.blogspot.com.es
Hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada