domingo, 2 de febrero de 2014

Carrícola - Castell - Ruta de l'Aigua

Fecha: 2/2/14
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Carrícola, La Vall d'Albaida, Valencia
Hora de inicio: 7 h 40 min
Duración: 2 h 59 min
Distancia: 5,83 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: 268 m
Altura máxima: 510 m
Indice IBP: 45
Calificación (1-10): 7
Recorrido: Carrícola – Calvario – Ermita de Stmo. Cristo dela Calvario - El Cau de l'Ull – La Tia Figa – Font dels Unflats – Castillo de Carrícola – Font del Melero – Mirador del Castillo – Barranco del castillo – Carrícola – Fuente del lagarto ocelado – Iglesia de San Miguel Arcangel – Lavadero – Balsa y arcada del Gatell – Barranc de l'Arcá – Fuente y balsa del Arcano – Carrícola.


Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde alli con dirección a Alberique conectaremos con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Tomaremos el desvío en la salida de Cerdá, nº 260, por la CV-40, Carretera de Xativa-Alcoy, pasaremos por el túnel de la Olleria, y dejaremos a nuestra derecha la población de Aielo de Malferit. Seguiremos por la CV-40 y dejaremos atrás la salidas hacia Agullent y Benissoda y Albaida. Y poco después tomaremos la salida hacia Adzaneta d'Albaida, y en la primera rotonda seguiremos por la CV-615con dirección a Adzaneta d'Albaida, población que cruzaremos sin abandonar la CV-615, para poco después llegar a Carricola. Aparcaremos a la entrada de Carrícola, cerca de un simpático cartel con el nombre del pueblo que nos recuerda una conocida marca de refrescos.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Carrícola.
En las faldas orientales del Benicadell y a pocos kilómetros de Atzeneta se encuentra Carrícola, un pequeño pueblo de unos 87 habitantes.
Cartell
Durante el recorrido de esta corta pero interesante ruta podremos contemplar una original iniciativa, la exposición biodiverso, ya que nos acompañará en nuestra ruta. Esta iniciativa consiste en una exposición al aire libre de 70 obras escultóricas y pictóricas de 50 artistas, que han colaborado desinteresadamente, y que se encuentran dispersas por el pueblo y por dos recorridos del Barranco del Castillo y los Caminos del Agua.
Viniendo desde Atzeneta cruzaremos un punte sobre un barranco, a la entrada de Carrícola, cerca de un simpático cartel con el nombre del pueblo que nos recuerda una conocida marca de refrescos. Pasando el puente seguiremos hacia la derecha por la calle del Trinquet, en donde hemos aparcado nuestro coche, frente a un parque infantil en donde veremos un poste que nos indica la dirección a seguir hacia el castillo, subiremos por el calvario del pueblo, observando las primeras obras a ambos lados.
Pasaremos a la izquierda de la ermita del Santísimo Cristo del Calvario, del siglo XIX, y tomaremos un camino de tierra que va adentrándose por el barranco. Pronto veremos un poste indicativo que seguiremos en direccion a la Font dels Unflats, frente a nosotros, al otro lado del barranco la obra denominada "El Cau de l'Ull", que como su propio nombre indica, es un gran ojo pintado que nos observará durante gran parte del recorrido, aparentando en algún momento incluso que nos sigue en nuestro camino.
Font dels Unflats
El camino, ya convertido en senda, continúa ofreciéndonos obras sin descanso, lo que hace al recorrido muy entretenido mientras empieza a ascender. Pasaremos junto un murete construido en el cauce del barranco que aparenta ser un azud, mientras que al otro lado del barranco divisaremos una de las obras más características del recorrido, con el pintoresco nombre de "La Tía Figa", se trata de una estatua con forma humana de colores verdes y una textura parecida a las hojas de la higuera. A los pocos minutos llegaremos a la Font dels Unflats, compuesta de una construcción con numerosos rostros humanos representados con los carrillos hinchados, fue hecha utilizando como base auténticas caras de entre los vecinos de Carrícola. Muy original todo.
El camino comienza a subir con cierta fuerza; al poco encontraremos un desvío a la derecha que nos llevará a lo que se considera el probable aljibe del castillo de Carrícola, el cual fue descubierto cuando se hacían las obras de adecuación de los accesos al mismo. Se trata de una simple balsa descubierta, terraplenado de materiales por el tiempo, de la cual queda muy poco espacio actualmente para almacenar agua. Volviendo al camino, atacaremos las últimas cuestas escalonadas en zigzag hacia el castillo, o torre del que hemos tenido a la vista siempre desde la salida del mismo pueblo. Enseguida llegaremos al castillo.
Aunque vinculado sin duda a Carrícola, el castillo se encuentra situado en término de la población de El Palomar, a unos 420 metros de altura dominando la llanura amarillenta de la Vall d'Albaida. Encontramos las primeras reseñas documentales cuando Jaime I dio el castillo y la alquería de Carrícola al caballero catalán Ramón de Timor en 1257, fechándose en consecuencia durante siglos su construcción entre los años 1249 y 1257. Pero según los arqueólogos encargados de su restauración parece que en su origen el castillo sería de obra musulmana, construido entre finales del siglo XII e inicios del XIII. El castillo formaba parte de la línea de construcciones defensivas del Benicadell y pasó por manos de sucesivos señores durante años, hasta que en el siglo XIII las tierras de Carrícola quedarían vinculadas a la Baronía de Albaida. Probablemente por aquellos tiempos quedaría la fortaleza abandonada a la climatología y la vegetación, encontrándose muy deteriorada y presentando la mayoría de murallas que la rodeaban casi completamente hundidas, pero afortunadamente en el año 2008 el ayuntamiento de El Palomar conseguiría acometer su restauración.
El Castillo está compuesto por una torre de planta cuadrada de unos 10 metros de altura rematada por almenas y rodeada por una pequeña muralla o patio de armas de 12x13.7 metros, donde también están los restos de una antigua torre ya desaparecida similar a la principal. En la parte baja hay otro patio triangular de 30 metros de longitud. Probablemente se trataría más de una torre vigía que de un castillo propiamente dicho. La torre está cerrada por una reja metálica, aunque las llaves se pueden solicitar al ayuntamiento para visitarla.
Castillo de Carrícola
Abandonaremos el castillo hacia el sur ascendiendo por una amplia senda escalonada que nos remontará rápidamente a una pista forestal que proviene de Atzeneta y se dirige por la falda del Benicadell hasta Otos. En este cruce encontraremos un magnifico mirador. Siguiendo la pista por nuestra izquierda, hacia el este, en sólo 5 minutos llegaremos a la Font del Melero, la encontraremos a nuestra izquierda descendiendo por una escalera de piedra. La fuente fue restaurada por voluntarios de la Coordinadora Ecologista de la Vall d'Albaida, dejando un bonito y agradable paraje, donde podremos descansar y refrescarnos.
Regresamos a la pista continuando por nuestra izquierda en descenso. En este punto de la pista, a la derecha nace una sinuosa senda que nos llevaría, después de bordear la Loma Ancha paralelos al barranco del Castellar, hasta la pista forestal de la Font Freda en unos 15 minutos, desde donde podríamos enlazar con la ruta del Benicadell por Atzeneta y que dejaremos para otra ocasión.
Continuamos nuestro itinerario por la pista en dirección este, rodeados por la aromática vegetación típica de esta zona: pebrella, romero, tomillo, etc. Pasaremos junto al Mirador del Castillo, desde donde disfrutaremos de una magnífica perspectiva tanto del castillo como de lo que llevamos andado hasta ahora.
Unos 150 metros más adelante y hacia la izquierda abandonaremos la pista que se dirige hacia Otos y tomaremos un sendero señalado con un poste con unas marcas de color marrón, que nos acompañarán en este recorrido y que nos llevará, rodeados de un bonito pinar de repoblación y algunas obras más, hasta la entrada del Barranco del Castillo, frente al Cau de l'Ull, en unos 10 minutos. Sólo nos quedará volver a bajar el barranco hasta llegar al inicio de nuestro corto pero fascinante recorrido.
De nuevo a la entrada del pueblo nos adentraremos en el mismo y al llagar al puente al final de la calle Trinquet, giraremos a nuestra derecha y enseguida a la izquierda por delante del ayuntamiento y la Fuente del Lagarto Ocelado, donde unos bonitos tornillos de metal componen la obra "Xino Xano" junto una de las ranas, también metálicas, que podemos encontrar a lo largo de todo el recorrido.
Desde este punto, si miramos al otro lado de la plaza, veremos un gato en el tejado de una vivienda, que mucha gente confunde a primera vista con un gato auténtico, descubriendo pronto si nos fijamos que se trata de otra de las obras del biodiverso. Seguiremos por esta calle llamada Del Bot y llegaremos junto a la iglesia, consagrada a San Miguel Arcángel en el año 1572, después de pasar junto al hostal restaurante propiedad del ayuntamiento llegaremos hasta el lavadero del pueblo, restaurado en el año 2009 .
Frente al lavadero continuaremos hacia la izquierda, después de rodear un pequeño parque, comienza el itinerario "Los caminos del agua", una muy interesante ruta circular de unos 40 minutos que nos mostrará parte del legado hidráulico musulmán , restaurado recientemente.
Pasando junto los últimos viviendas del pueblo nos adentraremos por un camino cementado hacia el norte unos 250 metros, donde encontraremos un cruce a la izquierda que nos llevará entre huertos a la balsa y arcada (o arcano, como podemos leer en alguno de los carteles informativos) del Gatell, exuberante paraje donde podremos observar las primeras estructuras hidráulicas del recorrido.
Pasando junto a la balsa el camino se bifurca; ascendiendo hacia la izquierda hay un corto camino donde podremos ver algunas de las obras del biodiverso, que ya nos acompañarán el resto del camino. Hacia la derecha, junto a la arcada, continuaremos unos pocos metros hasta alcanzar el acceso al Barranc de l'Arcá, el cual remontaremos para poder contemplar de cerca el azud y otra de sus arcadas restauradas. Retornando a la entrada del barranco continuaremos hacia abajo, entre campos de olivos, por un bonito meandro con una gran pinada a la derecha, al poco cruzaremos un camino cementado y el barranco, y nos acercaremos al llamativo arco del Barranc de l'Arcá, de casi 15 metros de altura.
L'Arcá
Llegaremos hasta la parte alta del acueducto, lo que nos permitirá observar que todavía está en funcionamiento. De hecho, según indica el cartel informativo, todas estas infraestructuras fueron utilizadas hasta los años ochenta, cuando la implantación del riego por goteo las dejó en desuso. Continuamos ascendiendo por la derecha del acueducto, en donde se sitúa la Fuente y balsa del Arcano, con unas mesitas de obra donde podemos descansar. Pasando junto ellas llegaremos al cruce con un camino que los 200 metros conectará con el camino que nos llevará siguiendo por la derecha de nuevo hasta Carrícola en sólo unos 10 minutos, llegando así al final de nuestro recorrido.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.auntirdepedra.com
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada